LOREM IPSUM


La Basura de Relleno de la Vida

Archivos:

<Abril 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             

Mi Bitácora Principal:
VELOCIDAD DE ESCAPE

Blogalia

QUERIDA CONSULTORA

Mi muy estimada consultora:

En estas que andaba yo tan ricamente navegando en vez de contribuir al engaño, mofa, befa y escarnio de sufridos clientes (no por ética, que no me jacto de poseer alguna, sino porque de alguna manera hay que compensar la "nueva perspectiva de futuro en empresa en expansión" que amablemente se me ha ofrecido), que me topo con la que a la sazón es la página del amable señor que me guarda los cuartos y al mismo tiempo me los quita (también conocido como "entidad bancaria").

El caso es que he visto la irrisoria cantidad que recibe el nombre de "nómina", palabra que proviene del Latín, "nominare" que quiere decir: "ni lo nombres", a la cual se le ha aplicado una subida porcentual del 3%, también conocida como "cachondeo".
Mi pregunta es, estimada consultora: el "cachondeo" aplicado al "innombrable", ¿debe considerarse sobre la totalidad del mismo o solamente sobre su parte inferior conocida como "salario base"?
Porque en función de una u otra respuesta habré de considerar que el "cachondeo" ha sido mayor o menor, y a su vez, el cabreo por mí sufrido habrá de ser en tal caso mayor o menor en relación inversamente proporcional al "cachondeo" aplicado.

No se me escapa, mi querida consultora, que al resto de los mortales se le aplica un cachondeo del 2%, con lo cual también habré de considerar ese factor como un atenuante en la cantidad porcentual de cabreo que se habrá de aumentar o descontar al final.

Otra de las "interesantes novedades" que pongo en su conocimiento, consiste en la curiosa celebración de un reunión o "meeting",de este, su leal servidor, con el grupito de seres que "simulan" saber cómo se dirige una empresa, también conocido como "panda de mafiosos" o más coloquialmente "alta dirección".

En el citado "meeting" o reunión, escoja usted la palabra que más le guste, se produjeron una serie de hechos que seguramente llamarán su atención, como buena profesional del tema empresarial que considero que usted es.

Como primer punto del orden del dia es interesante indicar que no hay orden del día. Es decir, la reunión se celebra entre personas cuya inteligencia y visión global de la empresa es tal, que no precisan de conocimiento previo de lo que allí se va a tratar. Sus mentes tienen tal capacidad analítica que son capaces de anticipar cualquier tema que tuviera a bien mencionar el responsable último y cabeza visible de nuestra organización, también conocido como "nuestro amado Führer" o más coloquialmente "aquel que cuesta lo mismo saltar que rodear".

En el citado "meeting" o reunión, cuya descripción más exacta podría ajustarse a lo que se considera un "aquelarre" o "terapia dinámica de grupo" (escoja también en esta ocasión la palabra que más le guste), se producen una serie de fenómenos extraños claramente relacionados con la eficacia catártica que esta congregación de mentes preclaras provoca.

La más llamativa de todas ellas es la absoluta parálisis funcional que acontece a todo aquel que pretenda utilizar aquel órgano conocido coloquialmente como "la sinhueso", o lengua.
Como si una especie de sortilegio se tratare (creí atisbar un pentáculo salomónico grabado con sangre en el suelo, bajo la mesa redonda, pero no me haga usted mucho caso) aquel que intenta utilizar para comunicarse otra cosa que no sea el acertado uso de las capacidades telepáticas y prescientes que, creamé, todos tenemos; es automáticamente fulminado con una parálisis, temporal, eso sí, de su órgano emisor de sonidos.

Lo cual, evidentemente, redunda en beneficio de todos, que podemos recibir alto y claro, las emanaciones mentales (las aéreas no las pude percibir porque estaba lejos aunque el que estuvo cerca jura y perjura que las había, y claramente contundentes), de aquel cuya visión global de la empresa es tan solo superada por la extensión de su área superficial.

Tras una serie de fenómenos, como digo, extraños, consistentes en levitación de paquetes de cigarrillos, vaciado de botellas de agua como por ensalmo, ruidos de ultratumba (provinientes de los que intentaban articular palabra), apertura y cierre inexplicable de puertas y ventanas (creo que habia demasiado humo para ver si alguien las abría, no me haga usted mucho caso), y otros fenómenos que no acierto a explicarme, se procedió a ejecutar el "rito de paso" o ceremonia de aceptación de nuevos acólitos, también conocido como "vamos a putear al nuevo".

En este caso, no puede usted dudar, mi querida consultora, que el nuevo acólito del que estamos hablando, es efectivamente este, su seguro servidor.
Este ritual, como usted conocerá, es consistente en el lanzamiento acertado (via mental, no olvidemos) de una serie de preguntas que podríamos denominar "meditaciones Zen", o también conocidas como "preguntas trampa", del estilo de : ¿hace ruido un árbol que cae en el bosque si no hay nadie para escucharlo?, ¿qué ruido hace una única mano dando palmas?, o también ¿cariño, crees que esa rubia despampanante a la que no quitas ojo desde hace media hora es más atractiva que yo?.

Previamente, había sido advertido muy severamente por "aquel que cuesta lo mismo saltar que rodear" de que no iba a aceptar "disertaciones bíblicas".
Comprenderá usted, mi querida consultora, que la "disertación bíblica", de ser proferida, provocaría una perturbación en la "fuerza" o campo "mágico" en el que todos estábamos inmersos en aquellos momentos.
De tal modo que haciendo acopio de todas mis fuerzas, y concentrando mi mente en un solo punto, la muy conocida letanía "ladran, entonces cabalgamos", proferí una serie de monosílabos espaciados intentando realizar una sonora vibración con la zona del bajo vientre, a la altura del Chakra Muladhara, también conocido vulgarmente (muy vulgarmente) como "hablar con dos cojones", tal y como todas las generaciones anteriores de acólitos antes de mí han aprendido a realizar.

Esas vibraciones sonoras, complacieron de alguna manera a mi amado Führer, de modo que el ritual de "putear al nuevo" tocó a su fin, considerandome en estos momentos un aliviado miembro de la anterior organización conocida como "panda de mafiosos", en grado de "aspirante".

Nada más que contarle. Emplazándola a un futura cita en la que podamos aclarar y extender los puntos en los que sin duda su perspicaz visión se fijará, y también, ¿porqué no?, emitir sonidos guturales espaciados con contracciones de diafragma y elevación de comisuras, también conocido como "descojonarse de risa", quedo a su disposición.

2004-01-30 01:00 | Categoría: | 0 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://loremipsum.blogalia.com//trackbacks/15098

Comentarios

© 2002 - 2003 -2004 -2005 JOMAWEB
Powered by Blogalia